Stephanie De Roux con la corona de la sencillez

Bookmark and Share

Stephanie1 Mirarla es, para muchos, enamorarse.
Sin actitudes de diva, pero sí con una
personalidad magnética, la Miss Panamá
Universe 2002 y Miss Panamá Earth 2006 sigue
luciendo la invisible, pero contundente corona
de la admiración popular.
La Host de Red Carpet proyecta una imagen
de belleza integral, tiene una amplia formación
académica en EEUU y Europa; además se
dedica al deporte y la vida familiar, pero no
tiene complejos en hablar de su Kriptonita. No
podíamos tenerla en portada sin hacerle todas
estas preguntas, y ella no dejó de responder ni
una…
Anunciaste que ibas a participar en 42K en
diciembre, ¿qué tal te fue en la maratón de
Panamá?
Quería retarme a mí misma. Fue una experiencia
increíble mental y emocional. Todo el cuerpo
te duele, pero quieres probarte a ti misma que
vas a cruzar esa meta. Cuando lo haces es una
sensación que, hasta no vivirla, no lo sabes…
Sientes que vas en una nube, y quieres llorar y
reír a la vez.
¿Cuál es el secreto para lucir bella incluso
estando agotada en una maratón?
Voy al Centro de Dermatología Integral para
mantener mi piel en óptimas condiciones. Esto
lo complemento con 7 u 8 horas de sueño (a
veces son mucho menos), faciales todos los
meses, protector solar y humectarme todo el
cuerpo diariamente al salir del baño. Para la
comida, trato de irme por lo más sano: alto en
vegetales, proteínas y muchísima agua.
¿Qué recomiendas a quienes desean entrenarse,
pero no saben cómo comenzar?
Ponerse metas cortas: No vayas queriendo
correr media maratón en tu primer mes. Tómalo
con calma, puede que tu grupo vaya mucho más
rápido que tú (me pasaba), pero poco a poco y
con disciplina logras ir mejorando.
También recomiendo que encuentres ese
deporte o ejercicio que te encante, para que no
lo dejes al final de la semana. A mí me tomó
años encontrar el ejercicio que me satisfacía.
Pasa igual con la comida: poco a poco ve
haciendo los cambios; no los hagas de la noche
a la mañana, porque sólo lograrás amargarte.
¿Qué otras metas deportivas tienes?
Estoy en tres y dos de hacer un 70.3. Lo intentaría
en equipo, porque la bici nunca la he hecho. El
entrenar diario ya es un reto, pues tu cuerpo
siempre responde de manera diferente.
Eres bella, inteligente, carismática, familiar,
espiritual, solidaria, exitosa y sencilla, ¿cuál es
el talón de Aquiles de Stefanie Roux?
En cuanto a comida, es el dulce; pero en la vida
diaria, algo que me agote la paciencia puede ser el
conducir: cuando manejas y el de enfrente pone
intermitentes en plena calle para recoger a alguien,
bloquea el tráfico y encima te dice que te calmes…
pudiendo ponerse a un lado y no molestar a nadie.
De mi cuerpo, hasta el momento no tengo queja:
quisiera tener las piernas más definidas y delgadas,
pero eso se logra con trabajo, así que ni modo ¡A
echarle ganas!
Pero has dicho que te sientes como el
buen vino…
Creo que con la edad viene una madurez de
apreciar y entender tu cuerpo. Me volví muy crítica
de mí misma después de estar tanto tiempo en el
medio; pero hoy por hoy me acepto como soy, y
sé que si quiero verme o sentirme de cierta forma,
tengo que trabajarlo. Nada es gratis.
Revélanos algo de ti que casi nadie sepa,
ni se imagine.
Una manía que tengo es tronarme los dedos. Lo
hago en todos lados, y a veces ni me percato, pero
a mi esposo eso le saca de quicio.
¿Cuál fue tu piso para tomar con seriedad la
fama y mantenerte libre de los posibles vicios
del espectáculo?
La verdad es que nunca me he sentido famosa.
Para mí es sólo parte de mi trabajo, pero con el
tiempo sí me he vuelto más protectora de mi
familia y mi relación con ellos: no hablo de mi
esposo, ni de mi familia, ni amigas. Los protejo,
pues ellos me apoyan siempre mas no les gusta
figurar, y eso lo tengo que respetar.
Mis papás siempre me inculcaron que debía
estudiar, que esa era la única arma que nadie me
podía quitar. Amo y respeto lo que hago: estar
frente o detrás de cámara, y poder enseñar o
transmitir no tiene precio. Estoy sumamente
contenta con mi programa Red Carpet, y cada
semana trabajo en presentar algo que sea material
de exportación.
La Universidad de Panamá nos ha nominado al
Premio Excelencia 2014. Esto me llena de mucho
orgullo, a mí y a mi equipo, porque nos esforzamos
constantemente para brindar un programa de
contenido interesante, aspiracional y entretenido.
¿Qué recomiendas a quienes comienzan su
carrera como modelos?
Sean sencillos: la humildad y la disciplina en
el trabajo te llevan lejos. En Panamá, el medio
es muy chico. Si no eres profesional, así como
empezaste se acaba; y para ser modelo, debes
llenar los requisitos: puedes ser muy bella
o guapo, pero si no tienes las medidas ni el
tamaño, lo tuyo no es modelar.
Tienes casi 2 años de casada. ¿La maternidad
es algo deseado en este momento?
Ser padres está en nuestros planes y lo
deseamos mi esposo y yo; pero lo que uno
desea y lo que Dios quiere para uno, son dos
cosas distintas.
Por ahora, el plan de Dios es perfecto, así
que será cuando Él decida.
Moverme internacionalmente también
siempre ha estado en mis planes.
Es complicado, pero hacia eso estoy
trabajando. Lo he hablado con mi esposo,
porque siempre hemos sido un equipo: él
sabe cuánto amo mi trabajo, así que nos
apoyamos mutuamente.
En un futuro, me veo haciendo todo:
presentando, produciendo, siendo esposa y
madre. Habrá momentos en los cuales me
volveré loca, pero si no estoy plena como
persona, no podré hacer feliz al resto.
Panamá te ama, ¿te sientes una
celebridad?
Nunca me he visto así. Me veo como
una persona que se siente agradecida de
“trabajar”, pues mi labor es un disfrute:
me gusta ir a la oficina, a grabar y escribir
guiones.
Me siento halagada y con una gran
responsabilidad al saber que las personas
me admiran como soy. Mi prioridad
personal es todos los días ser la mejor
esposa y cuidar nuestro amor a diario; y en
la parte profesional, seguir creciendo como
productora y presentadora.

 
Stephanie1Los 10 de Stefanie
1. Un aroma: Vainilla.
2. Un color: Turquesa.
3. Diseñador: Elie Saab (formal) y Tom Ford.
4. Accesorio infaltable: Anillos y reloj.
5. Un sonido: Mi burrito sabanero
(canción navideña que me recuerda a mi abuelo).
6. Mascota: Kongo (toy pomeranian) y George (lhasa apso).
7. Una razón para sonreír: Mi esposo.
8. Un sueño recurrente: Hacer mi trabajo internacionalmente.
9. El viaje de sus sueños: Argentina, Australia y Asia (por hacer) e Italia (hecho).
10. Algo que el mundo debe mejorar: Eso de juzgar a las personas antes de conocerlas,
o clasificarlas sin conocer cómo son.