El dinamismo de la belleza

Bookmark and Share

TuestaElla asumió el reto de dirigir la división de producto en 11 países, en Centro, Suramérica y el Caribe, representando a una de las marcas más “bulliciosas”
y dinámicas del grupo, con la que se siente siempre en un verdadero salón de belleza.
Los constantes cambios son parte de la vida de Claudia, esta mujer que ha vivido en muchos lugares del mundo va tomando de cada uno de ellos las mejores experiencias, lo que le ha dado esa forma encantadora al relacionarse con los demás, siempre sonriente, se atreve a enfrentar cualquier situación desconocida y en
esta edición nos habló de la labor que realiza dentro del grupo.

¿Cómo se define Claudia Tuesta? Soy una persona muy directa y transparente, what you see is what you get! He tenido la oportunidad de vivir en países muy distintos y creo que esto me ha ayudado en la manera como me relaciono con los demás. Me encanta la diversidad, cambiar de look, siento que me aburro estando quieta, amo experimentar. Muchas de mis amigas dicen que siempre estoy sonriente a pesar que tengo un trabajo muy estresante. He aprendido a lo largo de mis años de trabajo que no puedo ser control freak, sé delegar y confío en mi equipo ciegamente. Soy una profesional muy apasionada y comprometida, doy el 1000% de mí para que las cosas lleguen al resultado trazado. Me encantan los retos y no me da miedo enfrentar situaciones desconocidas, uno debe atreverse. Quiero aprender todo lo que pueda de todas experiencias que se me presenten.

¿Desde hace cuánto tiempo pertenece al grupo L`Oréal?
Siento que llevo en L´Oréal años, pero tengo exactamente uno. Ingresé a la división de productos profesionales que todo el mundo cataloga como la más bulliciosa, es como un verdadero salón de belleza y siendo sincera, siento que encajo perfectamente.

¿Cuál ha sido el mayor reto que ha tenido que enfrentar como Brand Manager de L’Oréal Professionnel?
Desde Panamá estoy a cargo de 11 países, seis países en Centroamérica, dos en el Caribe y tres países en Suramérica. Son 11 realidades totalmente distintas, 11 tipos de
mujeres, estilistas y salones que tienen necesidades diferentes. Mi mayor reto es: enamorar a los estilistas, dueños de salones y a las consumidoras con mis productos, engancharlos con mi marca.

¿Es la belleza algo más que un negocio, puede verse como un elemento de civilización y de la cultura que funciona para comunicar?
L’Oréal está consagrado a un solo negocio: la belleza. Ella es nuestra razón de ser, estamos convencidos de que, lejos de ser frívola y superficial, la cosmética está llena de sentido y de sentimientos. Ella permite a cada uno tener confianza en sí mismo, a expresar su personalidad y abrirse a los demás y contribuye, en cierta forma, al bienestar.

¿Las mujeres panameñas cuidan mucho su imagen?
La mujer panameña como cualquier mujer latina gusta de cuidar su imagen. Tiene matices caribeños y muchos visos de las distintas culturas y nacionalidades que habitan en Panamá. Todas las panameñas están siempre atentas de su imagen y presentación. Para cada ocasión desean ser las estrellas. Salir de su casa sin blower ¡jamás ocurrirá!

¿Qué tan dinámico es el mundo de la belleza?
El mercado de la belleza es muy dinámico y cambia en un abrir y cerrar de ojos y siempre
debemos estar mínimo cinco pasos adelante. No deja de sorprenderme el que mi marca
invierta tanto en investigación y desarrollo, llegando a lanzar productos tan innovadores que satisfagan distintas necesidades de las mujeres alrededor del mundo.

¿Qué le apasiona de su trabajo?
Me encanta la división de productos profesionales y mi marca, L´Oréal Professionnel. Todo es muy dinámico, puedo estar un día revisando videos y materiales de los nuevos looks para armar mis presentaciones y adaptarlas a la región, decidiendo tonos
y peinados, otros puedo estar organizando eventos, pasarelas de peinados, visitas a nuestros salones y embajadores, revisando previsiones de ventas, realizando ciclos de ventas, en fin, esto es lo que me enamora, cada día es un reto nuevo, además tener a cargo
tantos países tan distintos es una experiencia invaluable.
Tengo la oportunidad de trabajar con un equipo de increíbles profesionales que saben del
negocio y me han enseñado muchísimo. En especial el Gerente de Educación, Eloy Álvarez, a quien considero mi mentor, él me ha guiado en toda esta frenética experiencia con toda su paciencia y sabiduría.