Massiel Rodriguez una madre Glam en todo momento.

Bookmark and Share

Massiel Rodríguez,
la encantadora presentadora de la emisión
meridiana Telemetro Reporta y sus hijas, Analida
y Ana Laura, se convirtieron en esta edición
en todas unas modelos, luciendo piezas de
Revolviendo el Baúl, Rapsodia y EPK, mientras
compartían con nosotros esa complicidad que
entre madre e hijas se profesan.
Massiel es una mujer de medios de
comunicación, desarrolla uno de sus proyectos
personales en el que demuestra el orgullo
que siente por su Panamá, con “Rutas de mi
País” en donde muestra esos lugares istmeños
que todos debemos conocer. Mientras tanto,
presta su imagen a varias marcas reconocidas
y saca tiempo para compartir con su familia,
cuidar y educar a sus dos hijas y lucir siempre
impecable y glam, como lo hizo durante el
shooting.
Descubre en esta entrevista lo que nos contó
de su experiencia como madre y algunos
secretos que compartió con nosotros para que
también puedas ser una mamá A Uno, como
ella.
En el caso de tu primer embarazo ¿Cómo
enfrentaste ese reto de ser mamá?
Desde el momento en el que te das cuenta
de que vas a ser mamá, te cambia la vida por
completo de una manera positiva y mágica.
Cuando me enteré de que iba a ser madre,
¡Wao! No sabes la emoción, pienso que no
hay palabras porque me quedaría corta ante lo
que sentí. Por mi cabeza pasaron muchísimas
cosas, entre ellas me preguntaba cómo iba
hacer para cuidarla, me daba miedo pensar si                                                                                  lo haría bien o mal. Nadie tiene un manual para
ser una buena mamá, es un instinto que nace
desde el primer contacto con tu hijo.
Fue una experiencia única y la viví con mis dos
hijas por igual.
¿Qué consejo te brindó tu madre cuando te
iniciaste en esta maravillosa experiencia de
la maternidad?
Mi mamá me decía cuando estaba embarazada
“duerme ahora que apenas los tengas en tus
brazos, no dormirás más nunca”, hoy me doy
cuenta que tenía toda la razón: noches de
desvelo cuando se enferman, cuando tienen
sus prácticas de baile, pero no cambiaría
esas experiencias por nada en este mundo.
Comienzas a amar cada momento y entregas lo
mejor de ti para ellos.
Ahora entiendo en muchos aspectos a mi
mamá, quien además es para mí un gran
ejemplo a seguir. M e gustaría ser la mamá que
tengo para mis hijas.
¿Cómo divides el tiempo para ser madre,
trabajar, lucir siempre impecable y no fallar
en el intento?
Mira que no es fácil, yo ando en todas. Me
levanto, dejo a una de mis hijas en la escuela,
corro para el noticiero, obviamente tengo que
llegar, arreglarme, salgo del noticiero, muchas
veces tengo reuniones con clientes, busco a
mis hijas a la escuela, las llevo y las recojo en
sus clases de baile, hago el mercado de mi
casa. En fin una larga rutina, cuando finaliza el
día llego cansadísima, pero toca ver lo que hay
que estudiar con mis hijas (risas).

Te cuento que es un tanto agotador, al final del camino queda uno
con la satisfacción de haber cumplido con todas y cada una de
esas cosas y te confieso: a mí encanta, porque es parte de ser
mamá, profesional y mujer. No es ser una mujer maravilla, es tratar
de dar lo mejor de sí.
¿Cuáles son tus herramientas para lograr ser exitosa en el
ámbito profesional, como mamá y como mujer?
Las herramientas que tengo para lograr todo lo que hago son
sencillas: dedicación, pasión, empeño, esfuerzo y amor. Es lo que
considero necesario para alcanzar cada una de mis metas como
madre, profesional y mujer. Lo importante es tener un balance.
Siempre dicen que quienes trabajamos en medios de
comunicación no tenemos tiempo de nada, esto por los
múltiples compromisos que debemos cumplir, ciertamente es
así, entonces ¿Qué tan importante ha sido en la crianza de tus
hijas la figura paterna?
En muchas ocasiones decimos que no tenemos tiempo, pero
estoy convencida de que sí podemos llegar a tener todo el tiempo
del mundo, basta con saberlo distribuir. En cuanto al apoyo en
la crianza de mis hijas, tienen a un papá que es muy dedicado y
amoroso, aunque estamos divorciados tenemos una excelente
relación en pro de nuestras hijas, nos llevamos súper bien.
¿Qué ves de Massiel en Analida?
Muchísimo, es verme en el aspecto de personalidad. Ella siempre
dice que se parece mucho a su papá, pero es idéntica a su mamá
en lo dramática, (risas). Le gusta el baile, el canto y la actuación,
exactamente lo que hacía yo de chiquita. Es muy sentimental
(igual que la madre), cuando vemos películas las dos nos ponemos
a llorar, es nuestra parte dramática.
Es muy apegada a mí y tenemos una conexión muy especial. Yo le
digo de cariño “mi Chimbi”.
¿Qué ves de Massiel en Ana Laura?
Es igual a su madre. Esta es un chinche, todo el mundo dice que
es muy parecida a mí físicamente, es mi guerrera. Le fascina
verme cuando me maquillo y por supuesto le encanta la moda
y arreglarse el cabello, las uñas, es un personaje. Nos encanta
irnos de shopping, como diríamos en el interior es muy coqueta y
“pirispeta”. También le encanta cantar, bailar, ver teatro y aunque
es la más pequeña, es muy independiente. ¿Cómo se divierten Analida, Ana Laura y
Massiel juntas? ¿Qué cosas suelen hacer,
tienen alguna tradición familiar?
Nos encanta “acurrucuncharnos” (estar en
mi cama viendo películas). Nos fascina ir al
cine dos y hasta tres veces a ver el mismo
film. Ellas son mis compañeras en todo. Van
conmigo cuando se puede a mis grabaciones
del programa de turismo. Nos divertimos
como no tienen idea.
Siendo orgullosamente panameñas
¿Les gusta recorrer las rutas de su país,
cuál es la provincia que más disfrutan
juntas y por qué?
Por supuesto que nos fascina ir al interior,
sobre todo a mi tierra, la provincia de Herrera,
específicamente en Monagrillo. Todo es
delicioso, la comida, la casa de mi mamá,
pero sobre todo el calor familiar, vienen a mí
los buenos recuerdos de mi niñez. A mis
hijas les encanta ir, cuando nos toca regresar,
siempre es un lío porque no se quieren ir de
Monagrillo.
¿Qué te dicen tu hijas cuando llegas a casa
y te han visto en la pantalla de Telemetro
narrando las noticias del día?
Son mis mayores críticas. Me dan sus
comentarios, siempre están pendientes de
todo. No me pierden el ojo. Cuando llego a
la casa me cuentan lo que dije y hacen su
propio noticiero. Aunque aún son muy chicas
para comprender las cosas.
¿Cuánta admiración puedes sentir por tus
hijas y cuánta sienten ellas por su madre?
(A ambas les brillaban los ojos cuando te
veían posando frente al lente de la cámara
para las fotos que hoy nuestros lectores
pueden disfrutar).
Las tres somos muy unidas y tenemos
buena química. Me siento muy orgullosa
de mis princesas, cada día que me levanto
le doy gracias a Dios por regalarme a estos
tesoritos. Disfrutamos cada segundo de la
sesión de fotos, es más, ellas me enseñaban
a posar. Son todas unas artistas. No podemos terminar esta entrevista sin que compartas
con las futuras mamás el dato de ¿Cómo lograste recuperar
la figura y mantenerte tan bien luego de convertirte en
madre de dos hermosas niñas?
¡Ay, si les contara! En mi primer embarazo me aumenté 55
libras. Quedé súper asustada, pero le puse alma, corazón y vida
para volver a mi peso normal y lo logré. En el segundo subí 40 y
al mes ya había regresado mi peso. Más que dieta o ejercicios,
se trata de poner de nuestra parte y comer saludable. El mejor
de los secretos, es tener una dieta balanceada. Saber que lo
importante es que te des cuenta cómo te gusta verte y sentirte
porque eso es lo que proyectas a los demás.