Contra todo pronóstico

Bookmark and Share

schiaparelli

Sus piezas partían desde la concepción de que la moda podía ser arte. La fascinación por la corriente surrealista se ve refl ejada no solo en el uso de colores impactantes, como su famoso “Shocking Pink”, sino también en sombreros con forma de zapato invertido o langosta.
De su mano nacen los tejidos experimentales impensables en esa época: plástico, cuerno barnizado, celofán, seda con lana y cierres meramente decorativos. Fue la creadora de la falda pantalón y las hombreras. En el año 52, empieza a caer la marca después de
varios problemas económicos y, poco a poco, la modernidad de los nuevos costureros la dejó atrás, llevándola a la quiebra dos años más tarde. El regreso de la casa se da en 2013 con el diseñador Lacroix como invitado, para que luego el italiano Marco Zanini fuera nombrado como el nuevo director creativo por ser refrescante, vibrante y elegante. Sus colecciones muestran el ADN de la fi rma, impactando con mezclas de cortes femeninos con masculinos, estampados y colores “shock-antes” y un manejo de volúmenes divino.schiaparelli-ad

pierre

Inició su carrera en la Alta Costura en el año 53. Su cátedra de arquitecto se vio refl ejada en diseños vanguardistas con el uso de formas geométricas y motivos espaciales muchas veces ignorando la forma femenina e inclinándose a modelos unisex. En 1959, se convirtió en el primer diseñador en exportar la Alta Costura a Japón. Ese mismo año fue expulsado de la Chambre Syndicale por lanzar una colección ready to wear para grandes almacenes, pero más adelante fue reintegrado. En 1966, por decisión propia, se retiró de la Chambre Syndicale mostrando colecciones a su manera. n 2013, regresa a las pasarelas de la AC bajo la fi rma de Maxim’s de París, dejando a sus asistentes encantados con piezas femeninas y delicadas que, en
contrario a sus primeras creaciones, acentúa la silueta con líneas fl uidas con largos hasta el tobillo o a media pierna, y dándole protagonismo a los volúmenes y pliegues, mezclando tendencias vintage con el uso de capas y vestidos cut out modernos.pierr-ad

vionnet

Una de las fi guras más infl uyentes de la Alta Costura por utilizar la belleza natural como inspiración y su técnica, como un cirujano en costuras, para lograr que el vestuario se moldeara al cuerpo en una época en la que el cuerpo era el que se moldeaba a la moda. No dibujaba un boceto, trabajaba sobre el maniquí y, como una calculadora, acertaba las medidas. En 1939, presenta su última colección liquidando la casa en 1940, para luego mantenerse en el anonimato. En 1988, la casa fue comprada por la familia Lunmen, intentando revivirla de una manera muy moderada, pero no fue sino hasta 2012 -tras la adquisición de la casa por parte de Goga Ashkenazi- que la maison volvió a sentir sus inicios de gloria y, hoy en día, presenta en manos de Hussein Chalayan su nueva línea de prêt-à-couture y una línea semi- Alta Costura. inspirada en la herencia de su fundadora.vionnet-ad

 

azzaro

 

 

 

 

 

 

Tras llegar a París en 1962, el diseñador Tunecino-italiano Loris Azzaro abre su boutique de ropa y accesorios con divinos acabados y bordados. En 1968, debuta en el mundo de la Alta Costura con el famoso vestido de cortes circulares “ajourée” para luego desaparecer de las pasarelas. En 2013, el diseñador francés Arnaud Maillard y el español Alvaro Castejón fueron contratados para relanzar la marca, mostrando a una “mujer fatal”. Su inspiración fue lo misterioso y felino de la pantera negra, lo cual resultó en una colección sexy con vestidos rojos, transparencias y minifaldas de cuero.

azzaro-ad

 

 

 

 

 

 

leroux

 

 

 

 

 

Hervé Leger fue el diseñador encargado de crear el famoso vestido de bandas al principio de los 90. En 1999 perdió el control de su fi rma y el uso comercial de su nombre y no fue hasta el 2000 que por sugerencia de Lagerfeld vuelve bajo el nombre de Hervé L. Leroux. Desde entonces, se ha dedicado a diseñar piezas para clientes privados y, en 2013, vuelve a la Alta Costura como invitado, optando por mostrar doce vestidos en su atelier en la que periodistas y compradores tuvieron la oportunidad de ver de cerca los detalles y acabados de sus modelos, además de cinco piezas en la boutique Colette. Sus obras presentaron un drapeado maravilloso, acentuando el cuerpo. Todo con un sentimiento muy gráfi co y moderno.

leroux-ad